Se necesitan 2.300 millones de dólares para que todos los niños y adolecentes que se encuentran en zonas de guerra puedan ir a la escuela

Al acercarnos a la conferencia de donantes para Siria, que se llevará a cabo el 4 de febrero en Londres, este blog presenta el contenido de un reciente documento de política del Informe GEM sobre las barreras al acceso universal a la escuela que los conflictos imponen a los niños y adolescentes a través del mundo, y una nueva meta para la financiación de la educación durante las crisis humanitarias

conflicto 1 febA menos de un mes de la conferencia de donantes sobre Siria, el Informe GEM muestra que hay 34 millones de niños y adolescentes no escolarizados en zonas de guerra, incluyendo aquellos afectados por el conflicto que aun se está llevando a cabo en Colombia. Según nuestros cálculos se necesitan aproximadamente 2.300 millones de dólares para permitir que todos estos niños puedan ir a la escuela – diez veces la cantidad que la educación recibe de la ayuda humanitaria en este momento.

Una de las principales razones del gran impacto que los conflictos violentos tienen sobre la educación es la falta de financiación. En el 2014, la educación sólo recibió un dos porciento de la ayuda humanitaria.

Este documento establece que aún la meta propuesta de al menos 4%, promovida desde el 2011, es completamente insuficiente. De haber alcanzado esta meta en el 2013, se habrían dejado a 15.5 millones de niños y jóvenes sin ayuda humanitaria para la educación. En el 2013, el 4% de la ayuda humanitaria hubiera dejado a más de 4 millones de niños y jóvenes en Afganistán, casi 1.6 millones de niños y jóvenes en Siria, y casi 3 millones en Sudan sin apoyo humanitario.

conflicto 1 feb -2Una nueva meta para encaminar fondos a la educación en zonas afectadas por los conflictos ha sido necesaria desde hace un tiempo. Las metas actuales son completamente insuficientes y subestiman las urgentes necesidades de los niños y jóvenes sobre el terreno.

Para responder a las necesidades de cada niño y adolescente en las zonas afectadas por conflictos, el Reporte GEM propone una nueva meta para la financiación de la educación en situaciones de emergencia.

Tomando en cuenta el gasto nacional proyectado, se necesitan por lo menos 38 dólares por niño y 114 dólares por adolescente para asegurar que todos los niños y adolescentes en zonas afectadas por conflictos tengan la oportunidad de ir a la escuela. Esto representa un déficit de financiación total de 2.300 millones de dólares; diez veces más de la ayuda humanitaria aportada en 2014 para la educación.

 Esta meta es necesaria porque la financiación de la educación durante los conflictos no es justa. Los medios de comunicación injustamente dan mayor atención a algunos países afectados por conflicto que a otros: más de la mitad de la ayuda humanitaria para la educación se asignó a tan sólo el 4% de los 342 llamamientos que se hicieron entre el 2000 y el 2014.

Una evaluación más justa de cuantos niños y adolescentes, y hasta que punto, necesitan apoyo en las crisis se necesita urgentemente. Un llamamiento en Yemen requiere tres dólares por niño. Otro en la República Centroafricana requiere 235 dólares en circunstancias similares. Tales diferencias en los llamamientos para conseguir ayuda humanitaria para la educación no son justos.

conflicto 1 feb-3

El documento propone una nueva meta para la financiación de la educación en zonas afectadas por los conflictos que esté basada en evidencias, y hace recomendaciones para reforzar la actual estructura de la ayuda humanitaria para la educación durante las crisis:

  1. Se necesitan evaluaciones de las necesidades que sean coherentes y objetivas para mejorar la identificación de las necesidades de los niños y adolescentes que enfrentan situaciones de conflicto.
  2. Hay que mejorar las conexiones entre la financiación humanitaria y la financiación para el desarrollo: la Cumbre Humanitaria Mundial que se celebrará en Mayo de 2016 junto con el Grupo de Alto Nivel sobre Financiación Humanitaria representan una oportunidad para crear una arquitectura de la financiación humanitaria más pertinente y realista.
  3. Se debe colmar urgentemente el déficit mínimo de financiación de 2.300 millones de dólares. La responsabilidad de colmar dicho déficit no recae únicamente en los agentes de ayuda humanitaria; los donantes de ayuda humanitaria también deben participar para asegurar que se alcance a todos aquellos que necesitan ayuda.
  4. Cualquier nuevo fondo mundial de emergencia para la educación debe asegurar que los recursos para la educación en situaciones de crisis sean adicionales, flexibles y previsibles. La financiación debe estar alineada a las necesidades. Deberá coordinar sus actividades con la Alianza Mundial para la Educación y los Global Education Clusters.
Anuncios

Acerca de Informe GEM

Blog en español del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s