¿Se necesita mejorar la regulación de las escuelas privadas?

9898269643_9b10c53192_zDesde hace un tiempo se ha debatido si el ofrecer la opción entre escuelas privadas y públicas afecta la igualdad y calidad de los sistemas de educación. Si hay poca regulación, existe el riesgo de que la expansión de las escuelas privadas ocurra sin planificación, con poca supervisión gubernamental y de tal manera que exacerbe la desigualdad. Si hay demasiada, se obstaculizará a los proveedores privados, y a su vez se reducirán las posibilidades de ampliar el acceso a las escuelas, especialmente para los niños de familias desfavorecidas.

Este tema será abordado en el Informe GEM 2017 en el marco del tema más general de la “Responsabilidad en la educación”, y esperamos, ahora que estamos por empezar nuestra investigación, que comparta su opinión con nosotros a través de nuestra consulta en línea. Hace poco planteamos el tema a través de nuestra segunda encuesta twitter, y ocho de cada diez participantes respondieron que se necesita mejorar la regulación de las escuelas privadas.

vote

La regulación de las escuelas privadas se puede realizar de diversas maneras, por ejemplo a través de un marco político establecido por un gobierno para orientar el funcionamiento de las escuelas privadas. Si los gobiernos definen el papel de los proveedores privados dentro de la estrategia nacional de educación, como en Côte d’Ivoire, o Senegal, se facilita su expansión al mismo tiempo que se demarca su lugar dentro del sistema de educación en general.

Asimismo, los países pueden imponer reglas de inscripción para definir quién puede ingresar en el mercado de la educación, y cómo, incluyendo el respeto de una serie de normas mínimas. Sin embargo, dichas reglas deben establecerse con cuidado para no disuadir a proveedores donde se necesiten, o evitar que aumenten sus costos a tal grado que incrementen las cuotas escolares. Además, demasiada regulación puede contribuir a que las escuelas privadas operen más allá de la ley como proveedores no registrados, dejando poca o ninguna regulación en la práctica.

Una vez que se establecen, los países pueden dedicarse a regular las normas que deben respetar las escuelas privadas, por ejemplo evaluando su desempeño a través de inspectores escolares. También se pueden usar auto evaluaciones escolares que incluyan las perspectivas de diferentes partes interesadas, como los padres de familia y los estudiantes. Igualmente, se pueden usar evaluaciones de pocas consecuencias, o varias de estas opciones de manera simultánea. Sin embargo, en la práctica, la contribución real de este tipo de regulación oficial a la protección y mejoramiento de las normas tiende a variar.

Alternativamente, y como se cita con más frecuencia, la regulación puede involucrar límites de las cuotas escolares, y otros cargos informales para los padres de familia que optan por escuelas privadas. Muchos países y jurisdicciones limitan o intentan limitar las cuotas que cobran las escuelas privadas. En India, por ejemplo, se prohíbe que las escuelas privadas generen ganancias del servicio que ofrecen.

private schoolPor otro lado, el riesgo de limitar las cuotas es que se reduzca la calidad que pueden ofrecer las escuelas, dado que deben trabajar con un presupuesto mucho más limitado cuando no pueden cobrar sus cuotas libremente. Los más afectados serán aquellos que no operan con las ventajas de escala, por ejemplo un emprendedor que desea contribuir a su comunidad, y  que quiere establecerse en un lugar pequeño y específico donde hay una escasez de escuelas.  No es sorprendente que este tipo de regulación suscite un debate saludable a nivel mundial. Apenas el año pasado, en Pakistán y Tanzania se discutieron los planes de gobierno para establecer estructuras tarifarias indicativas.

Y, por supuesto, como parte de cualquier análisis de los tipos de estructuras que se establecerán para aplicar la rendición de cuentas, también debemos evaluar si son eficaces o no. Las reglas que se decretan en teoría no necesariamente se acabarán aplicando en la práctica. En muchos de los contextos en que se ha visto un crecimiento considerable del sector privado han existido preocupaciones sobre la eficiencia  y calidad de los sistemas de educación pública existentes. La capacidad y las experiencias de los enfoques gubernamentales actuales para hacer que las escuelas privadas rindan cuentas se deben investigar cuidadosamente.

¿Qué opina? ¿Y qué deberíamos examinar al iniciar nuestra investigación? Contribuya a nuestra consulta

 

Anuncios

Acerca de Informe GEM

Blog en español del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo
Esta entrada fue publicada en educacion, regulación, Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s