Seguimiento del ODS 4: lo que está en juego

sdg-4-spanish-banner

Este blog lanza una serie que presenta algunos de los principales retos para el seguimiento del nuevo objetivo mundial de educación –ODS 4– como se describe en el más reciente Informe GEM. Puede que los detalles parezcan técnicos, pero refieren a algo que es mucho más que un mero debate técnico. Más bien, se va al corazón de lo que queremos que sea la educación para la próxima generación. Esperamos que esta serie de blogs contribuya a sensibilizar a la gente sobre las problemáticas actuales y permita que más de ellas participen en las discusiones correspondientes.

Este mes se alcanzan dos hitos importantes sobre el seguimiento del ODS 4; a saber, las reuniones del Grupo Interinstitucional de Expertos sobre los Indicadores de los ODS (IAEG, por sus siglas en inglés) en Addis Abeba los días 18-21 de octubre (sobre los indicadores mundiales para todos los ODS) y del Grupo de Cooperación Técnica (GCT) en Madrid los días 26-28 de octubre (sobre los indicadores temáticos para el ODS 4).

El debate sobre la arquitectura evolutiva de seguimiento debe ser animado. A pesar de que los principales parámetros para el seguimiento ya están establecidos, la mayoría de estos indicadores aún no han sido medidos a escala mundial y los detalles específicos de este proceso quedan por definir. Al final de nuestra serie de blogs, el 25 de octubre, llevaremos a cabo una conversación en línea para responder las preguntas que tengan sobre este tema.

¿Cuáles son los indicadores que se han propuesto para el seguimiento del ODS 4?

La ambición del ODS 4 va más allá de cualquier acuerdo internacional sobre la educación anterior. Por lo tanto, el establecimiento de un marco de seguimiento para acompañarlo ha planteado una serie de dificultades completamente nuevas.

¿A dónde hemos llegado? Hasta ahora han habido dos procesos paralelos pero vinculados para desarrollar indicadores para el ODS 4.

1

Indicadores globales

goals_sp2Para cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, se medirá el progreso a través de un conjunto de indicadores globales. Al menos un indicador global corresponde a cada objetivo; por ejemplo, hay 11 indicadores globales para el ODS 4. Estos fueron propuestos en marzo de 2016 por el Grupo Interinstitucional de Expertos sobre los Indicadores de los ODS (IAEG) que está compuesto de 27 países miembros. Los países estarán obligados a informar sobre su progreso hacia estos indicadores; y estos resultados formarán la base de un informe anual sobre los ODS, cuya primera edición se publicó en julio.

Aunque la lista de indicadores globales básicamente ha sido finalizada, aún existen varios aspectos metodológicos que deben ser refinados y, por ello, el mandato del IAEG se ha ampliado. De hecho, los indicadores propuestos se han clasificado provisionalmente en tres niveles según la etapa de desarrollo de su metodología y la amplitud de su cobertura a nivel país.

Una comparación entre la educación y la salud muestra que el número de indicadores de Nivel 3, es decir, aquellos “para los que no hay una metodología y estándares establecidos”, no sólo es mucho más elevado para la educación, pero también concierne a algunos de los indicadores más críticos. Igualmente, un extenso artículo publicado la semana pasada en la revista The Lancet muestra el nivel avanzado de consenso sobre el seguimiento del objetivo de salud; y cuanto queda por hacer para que la educación se ponga al día.

Indicadores temáticos

Para el ODS 4, en particular, queda claro que los 11 indicadores globales son insuficientes para cubrir la amplitud del nuevo objetivo. Por ello, la comunidad educativa internacional solicitó indicadores temáticos adicionales, que serían opcionales, pero proporcionarían un marco de referencia para los países. Estos actualmente se enumeran en el anexo del Marco de Acción Educación 2030. El Grupo de Cooperación Técnica (GCT), un cuerpo conformado por los 27 países del IAEG y por varias agencias y apoyado por el Instituto de Estadística de la UNESCO (UIS, por sus siglas en inglés), tiene la tarea de desarrollar estos indicadores.

Un grupo de trabajo sobre la cooperación técnica continua sobre indicadores educativos comparables es un avance considerable en comparación con el periodo de la Educación para Todos, entre 2000-2015. Existen al menos dos retos por delante, sin embargo. En primer lugar, se debe garantizar que los países tengan la oportunidad de contribuir a los debates de manera informada y significativa; esperamos que este blog contribuya de alguna manera a abordar esta necesidad. En segundo lugar, se necesita un mecanismo para apoyar la futura toma de decisiones dentro del grupo. Esto también reforzaría la legitimidad del grupo.

El papel del Informe GEM

En este contexto, la edición de 2016 del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM) –responsable del seguimiento de, y la rendición de informes sobre, la educación en los ODS– presenta los retos futuros. Analiza críticamente cada meta del ODS 4, así como sus conceptos, indicadores propuestos, y los indicadores que faltan. De hecho, un objetivo clave de la sección de seguimiento del Informe 2016 es servir como documento de referencia para las discusiones que se están llevando a cabo sobre el futuro desarrollo de indicadores.

Mientras que el sector de salud tiene una serie de indicadores muy avanzada, en la educación, por el contrario, varios indicadores aún no se han medido a nivel mundial. Estos incluyen: los resultados de la educación, tales como los resultados del aprendizaje; el enfoque del aprendizaje a lo largo de la vida, incluyendo la educación para adultos; las disparidades en la educación basadas en factores como la riqueza; y el contenido de la educación alineado con los objetivos del desarrollo sostenible.

Y no olvidemos que una vez que se haya progresado con las definiciones y metodologías, le corresponderá a los sistemas de estadística nacionales medir el progreso hacia la consecución del ODS 4 y a los ministerios de educación hacer un uso efectivo de la información resultante. El Informe 2016 presenta una serie de recomendaciones que tienen como objetivo extraer temas clave para los socios nacionales, regionales y mundiales.

Esperamos que esta serie sea un recordatorio de algunos de los retos clave y un llamado a unir esfuerzos para abordarlos. Únase a nosotros durante las próximas dos semanas, “tweeteando” de nuestra parte algunas de las recomendaciones clave de esta serie de blogs a los miembros de los dos grupos que están finalizando los indicadores de educación.

Inscríbase para participar en la conversación en línea sobre el seguimiento del ODS 4 el 25 de octubre.

Anuncios

Acerca de Informe GEM

Blog en español del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo
Esta entrada fue publicada en educacion, Objetivos de Desarrollo Sostenible, Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s