La situación actual de los libros de texto en Turquía: una negación de las minorías

textbooks-slider-sp

Este blog examina cómo los libros de texto turcos podrían mejorar la manera en que incorporan las culturas, los estilos de vida y las historias de las minorías étnicas y religiosas. Es parte de una serie de blogs publicados en este sitio para fomentar los debates en torno a un nuevo documento de política del Informe GEM, Entre las líneas, que examina el contenido de los libros de texto y cómo refleja algunos de los conceptos clave de la Meta 4.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Kenan Çayır, Director, Centro de Estudios de Sociología y Educación, Universidad Bilgi de Estambul

La educación en Turquía se ha centralizado desde la fundación de la república en 1923. Las escuelas deben seguir un currículo unificado y producido por el estado. Los libros de texto siguen estrictamente el Currículo Nacional elaborado por el Ministerio de Educación Nacional (MdEN). El Ministerio prepara libros de texto para todas las materias y solo permite el uso de otros libros de texto presentados por editoriales privadas cuando han sido aprobados por el Consejo de Educación. Los maestros no tienen libertad para escoger libros de texto; deben usar aquellos que han sido distribuidos y aprobados por el Estado.

Los libros de texto que se usan actualmente en Turquía tomaron su forma y contenido tras una reforma integral del currículo en 2005. Esta reforma curricular fue parte de una tendencia global hacia una pedagogía más centrada en el estudiante. En el contexto turco, el MdEN racionalizó la reforma curricular subrayando la necesidad de alinear el sistema educativo turco con las normas de la Unión Europea y de preparar al país para la “era de la información”. En consecuencia, desde entonces se han desarrollado nuevos programas y se han introducido gradualmente nuevos libros de texto en todos los grados de la enseñanza obligatoria (4 años de primaria, 4 años de secundaria, 4 años de preparatoria).

Esta reforma podría haber aprovechado el potencial de la educación para crear una nación más inclusiva en Turquía. Esta es una necesidad urgente, ya que la Turquía contemporánea se ha caracterizado por reclamos cada vez mayores de minorías no musulmanas y no turcas a la igualdad de ciudadanía. Turquía debe desarrollar una noción inclusiva de la ciudadanía frente a estos cambios. Sin embargo, un estudio reciente muestra que, a pesar de algunas medidas progresivas, los libros de texto actuales todavía contienen los mismos problemas básicos que aquellos que reemplazaron: niegan el multiculturalismo.

En un estudio realizado por un equipo del Centro de Estudios de Sociología y Educación de la Universidad Bilgi de Estambul (en colaboración con la Fundación de Historia de Turquía) se analizaron 245 libros de texto, así como los libros de ejercicios de los estudiantes y los manuales de los maestros que se usaron en la enseñanza de todas las materias en el año académico 2012-2013. Este estudio le dio seguimiento a proyectos anteriores realizados en 2003 y 2009 que trataron de reportar violaciones de los derechos humanos en los libros de texto.

turkey-child-soldierEl estudio reciente muestra que una deficiencia importante de los libros de texto turcos es cómo representan al yo nacional y a las minorías étnicas. En respuesta a las demandas de ciudadanía entre las minorías no turcas y no musulmanas, el MdEN incorporó cursos electivos de lengua minoritaria como los cursos de kurdo, de circasiano y de laz en 2012. Esto podría considerarse un paso progresivo hacia el reconocimiento de la existencia de minorías por parte del Estado. Sin embargo, los hallazgos demuestran que los libros de texto actuales poco o nada hacen para incorporar las culturas, estilos de vida e historias de estas minorías étnicas y religiosas. Los libros de texto promueven una noción de ciudadanía que es étnicamente turca y denominacionalmente musulmana, excluyendo y alienando así a las minorías.

Un tema que ejemplifica específicamente la forma en que los libros de texto turcos promueven una sola identidad etno-religiosa dominante es la Cultura Religiosa y la Moral, una materia obligatoria enseñada entre el 4° y 12° grado. Los Alevis (una minoría religiosa no-ortodoxa), los no creyentes y los círculos democráticos critican severamente estos cursos obligatorios de religión. En respuesta a las críticas y demandas legales por el hecho de que estas clases son obligatorias, el MdEN afirma que no imponen una sola religión, sino que, por el contrario, enseñan una cultura religiosa. Para apoyar esta posición, el MdEN incluyó varias páginas sobre el alevismo en algunos libros de texto. Sin embargo, nuestros hallazgos muestran que los Alevis todavía se presentan como la rama folclórica del islam. Los libros de texto siguen utilizando expresiones como “nuestra religión” o “nuestro Profeta”, por lo que todavía asumen que todos los que viven en Turquía son musulmanes sunnitas.

turkey-positive-genderturkey-homeInteresantemente, el estudio señala que el sesgo de género en los libros de texto ha mejorado. Hay varios ejemplos en los que se presenta a los hombres haciendo tareas domésticas o donde el término bilim insanı (persona de ciencia) se utiliza en lugar de bilim adamı (hombre de ciencia). Estos casos son importantes para revocar los estereotipos sexistas. Sin embargo, la investigación demuestra que muchos libros de texto todavía están escritos con la mentalidad de preparar a los hombres y a las mujeres para los papeles tradicionales patriarcales y para roles desiguales en términos de género.

Otro problema fundamental de los libros de texto turcos actuales es que conceptos como la democracia, el secularismo, la república o los derechos humanos no se enseñan en base a sus definiciones universales, sino para sustentar una identidad nacional turca estrechamente definida. Por último, a pesar de la intención de involucrar más activamente a los estudiantes en la vida en el aula siguiendo las líneas de la pedagogía centrada en el estudiante, los libros de texto actuales incluyen pocas actividades para involucrar a los estudiantes. Y entre las actividades enumeradas, muchas están diseñadas para promover valores exclusivistas nacionalistas y militaristas (por ejemplo, preguntan a los estudiantes qué habrían hecho si hubieran estado en el frente durante la Guerra de Independencia).

Un análisis de los libros de texto autorizados por el Estado en Turquía muestra que los resultados esperados que se establecieron en los currículos durante la reforma de 2005, tales como “el pensamiento crítico, el pensamiento creativo, la resolución de problemas”, sólo existen en teoría. Por lo tanto, Turquía debe reescribir sus libros de texto si desea empoderar a los estudiantes con habilidades democráticas multiculturales/interculturales y competencias para vivir juntos en una sociedad nacional e internacional diversa y “diversificante”.

Anuncios

Acerca de Informe GEM

Blog en español del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s