Los gobiernos están luchando por mantenerse al ritmo del acelerado crecimiento de estudiantes de educación superior

Credit- CAMERA PRESS Abed Rahim Khatib PhotonewsLa educación superior es una piedra angular del desarrollo sostenible, pero un nuevo documento escrito por el Informe GEM y el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE) de la UNESCO muestra que, actualmente, el gran número de estudiantes que ingresan a instituciones de educación pos secundaria plantea un nuevo desafío en este sentido.

Desde el año 2000, el número de estudiantes se ha duplicado, a 207 millones, y la demanda de educación superior seguirá aumentando. Este crecimiento es más acelerado que el incremento de los recursos disponibles, lo que a menudo significa que el costo de la educación superior lo pagan los hogares, lo cual no es asequible para muchos de ellos. Hacemos un llamado urgente a los gobiernos para que garanticen que los reembolsos de los préstamos estudiantiles nunca superen el 15% de sus ingresos mensuales, de modo que una mayor expansión no deje atrás a los desfavorecidos.

Analizando las tendencias mundiales, el nuevo documento, Seis maneras de garantizar que la educación superior no deje a nadie atrás, muestra que la expansión acelerada de la educación superior se da principalmente en países donde existe una clase media en expansión: en los últimos 20 años, el crecimiento ha aumentado un 7% en los países de ingresos medios, pero solo un 4% en los países de ingresos bajos.

graphPero este crecimiento no está beneficiando a todos: solo un 1% de los más pobres han pasado más de cuatro años en la educación superior, en comparación con un 20% de los más ricos. En los casos más extremos, como las Filipinas, Bolivia, Mongolia y Moldova, es entre cuarenta y sesenta veces más probable que los más ricos, en comparación con los más pobres, hayan completado cuatro años de educación superior.

1pcOtros grupos desfavorecidos también están quedando de lado. En México, menos de un 1% de la población indígena cursa estudios superiores. Del mismo modo, en Sudáfrica, alrededor de una sexta parte de los “africanos” y los “colorados” asistieron a la educación superior en 2013, en comparación con más de la mitad de los “blancos”. En China, es siete veces menos probable que los jóvenes de las zonas rurales asistan a la universidad que los estudiantes de las zonas urbanas.

womenEn los países de bajos ingresos, también hay notables disparidades de género. Las mujeres solo representaron el 35% de los estudiantes de educación superior en los países de bajos ingresos en 2014.

Globalmente, y en promedio, las disparidades de género aumentan a medida que se avanza de los programas iniciales a los avanzados. Mientras que más mujeres que hombres se inscriben en la educación superior en primera instancia, están rezagadas (44%) en los programas más avanzados.

La falta de fondos es una razón clave de que algunos grupos desfavorecidos se queden atrás. Los gobiernos simplemente no pueden sufragar los costos de educar a los estudiantes matriculados, y por ello dejan que los hogares paguen la cuenta. Esta situación se hará aún más marcada en el futuro a medida que aumente la demanda de educación superior.

Por ejemplo, en 26 países de Europa, los hogares pagaron en promedio el 15% del costo de la educación superior en 2011. En otros países de ingresos altos, los gastos de los hogares fueron aún más altos: 40% en Australia, 46% en Estados Unidos, 52% en Japón y 55% en Chile. El costo de participar en la educación superior en China para los hogares más pobres es de un 187% de sus ingresos anuales. No es exagerar decir que el costo de la educación superior se está convirtiendo en una carga para muchos estudiantes, tanto actuales como futuros.

Los gobiernos tienen una serie de instrumentos de política para fomentar la equidad y ayudar a las familias a pagar no solo las matrículas, sino todos los demás costos de la educación superior, tales como libros, vivienda y transporte. Estas políticas trabajan en conjunto. Las políticas de equidad ayudan a los estudiantes a encontrar su camino a la universidad, mientras que las políticas de ayuda financiera aseguran que puedan pagar su educación una vez inscritos. Cuando el acceso a la educación superior es selectivo, por ejemplo, a través de exámenes centralizados, los grupos desfavorecidos a menudo se ven menos representados. Las políticas de acción afirmativa también pueden ayudar a nivelar el campo de juego. Países como India y Brasil, donde los grupos desfavorecidos se enfrentan a una discriminación de larga data, han establecido cuotas de admisión para estos grupos. India también estableció nuevas reglas de admisión en los colegios de ingeniería, lo que ayudó a casi triplicar las inscripciones de los desventajados.

Tenemos seis recomendaciones específicas que podrían ayudar a los responsables de la formulación de políticas a garantizar que la educación superior sea equitativa y asequible para todos:

29

Anuncios

Acerca de Informe GEM

Blog en español del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo
Esta entrada fue publicada en educacion, education superior, Objetivos de Desarrollo Sostenible, Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los gobiernos están luchando por mantenerse al ritmo del acelerado crecimiento de estudiantes de educación superior

  1. Pingback: La creciente demanda de educación superior pone el énfasis en la acción afirmativa | Blog de la Educación Mundial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s