Acreditación, certificación y reconocimiento de la educación no formal en los Estados Árabes

para Michael Cacich y Farida Aboudan, Educate A Child (educa a un niño), un programa de la Fundación Education Above All

El reciente Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM) 2019: Migración, desplazamiento y educación: Construyendo puentes, no muros, estima que el gasto anual en educación es de US$4,7 billones a nivel mundial. Si bien la educación en todos los niveles es intrínsecamente valiosa para los individuos y la sociedad en general, podría decirse que es especialmente útil cuando se reconoce y permite al individuo maximizar sus futuras oportunidades de empleo y aprendizaje dondequiera que se encuentre.

UNICEF Estados Unidos – Líbano

Según la ACNUR, el mundo está siendo testigo de los niveles más altos de desplazamiento que se han constado; existen 70,8 millones de personas en todo el mundo que se han visto obligadas a abandonar sus hogares. Entre ellas hay casi 25,9 millones de refugiados, de los cuales más de la mitad son menores de 18 años.

La situación en los Estados Árabes es especialmente preocupante. En la primera edición regional del Informe GEM publicada por la UNESCO se sostiene que actualmente ninguna parte del mundo está tan afectada por la migración y el desplazamiento como los Estados Árabes. Si bien la región solo representa el 5% de la población mundial, acoge al 32% de los refugiados del mundo y al 38% de todos los desplazados internamente por los conflictos.

Reconocimiento del aprendizaje previo de los niños migrantes y refugiados

Un oportuno Documento de Política del Informe GEM (37) titulado, Qué desperdicio: debemos garantizar que se reconozcan las calificaciones y el aprendizaje previo de los migrantes y los refugiados publicado en diciembre de 2018, muestra que, para los migrantes y refugiados, el reconocimiento de las calificaciones y el aprendizaje previos en el país al que se desplazan y/o en caso de su regreso, es esencial. Especialmente si alguien es desplazado por un conflicto u otra emergencia, el reconocimiento del aprendizaje previo puede resultar difícil.

Aunque los esfuerzos por reconocer las calificaciones terciarias son encomiables, la mayoría de los refugiados y migrantes es menor de 18 años. La educación terciaria solo es posible si se tiene una base sólida de educación primaria y secundaria. Si bien el reconocimiento del aprendizaje previo en los niveles primario y secundario es igualmente difícil (por ejemplo, la falta de documentación adecuada para las personas desplazadas por la fuerza), los niños se ven aún más desfavorecidos cuando su única educación es la que se imparte en el sector no formal, que a menudo no es reconocida, lo que limita las oportunidades de progresar en la educación.

Desafíos en los Estados Árabes en el reconocimiento del aprendizaje previo y la educación no formal

Los Estados Árabes se enfrentan a la necesidad de:

  • Matricular a un gran número de niños que no asisten a la escuela en los programas educativos, en particular a los más difíciles de alcanzar. Por ejemplo, el 39% de los niños sirios en edad escolar no están escolarizados, a pesar de las significativas respuestas de los cinco países que acogen a los refugiados sirios. Muchos de estos niños se encuentran en sistemas educativos paralelos;
  • Establecer o ampliar considerablemente oportunidades de aprendizaje flexibles y acreditadas para dar cabida a los niños afectados, en particular los que han perdido un año o más de educación y los que no pueden ser asimilados en la escolarización formal; y
  • Desarrollar vías para garantizar la continuación o aplicación de la educación para los retornados que respondan a las diversas necesidades y experiencias educativas.
UNICEF Estados Unidos – Siria

Oportunidades

Sin embargo, se están haciendo esfuerzos. Por ejemplo, en Líbano se están llevando a cabo acciones para normalizar la educación no formal con el objetivo de proporcionar vías definidas para la integración en el sistema de educación formal. En Siria, la cartografía de los programas de educación no formal y de las vías de acceso a la educación formal tiene por objeto informar las políticas del Ministerio. El Informe GEM sobre los Estados Árabes 2019 ofrece un análisis exhaustivo de la experiencia y la comprensión de la interacción entre la migración, el desplazamiento y la educación en la región, así como estudios de caso.

Varias iniciativas de otras regiones también pueden aportar algunas lecciones para los Estados Árabes:

  • La Declaración de la ASEAN de 2016 sobre el Fortalecimiento de la Educación Para los Niños y Jóvenes No Escolarizados (OOSCY) incluye un compromiso de garantizar “el aprendizaje a lo largo de la vida y la autonomía individual mediante estrategias de aprendizaje flexibles y vías alternativas de aprendizaje para el OOSCY, tanto en el ámbito formal como en el no formal, y para las competencias académicas y profesionales, especialmente para los desfavorecidos o marginados”.
  • Una iniciativa de la UNESCO/Bangkok, el programa de Estrategias de Aprendizaje Flexible para Niños No Escolares, tiene como objetivo apoyar la educación inclusiva y de calidad para todos los niños de la región, centrándose específicamente en el 5% restante y más vulnerable de los niños sin acceso a la educación. El programa incluye el desarrollo de la capacidad en materia de enfoques innovadores y estrategias de aprendizaje flexibles para los niños no escolarizados en la región de Asia y el Pacífico.

Posibles formas de avanzar

Es fundamental garantizar que la acreditación y el reconocimiento del aprendizaje previo y la educación no formal se conviertan en la norma en los Estados Árabes, al tiempo que se establecen y/o mantienen oportunidades de educación flexible acreditada para los más difíciles de alcanzar. Las iniciativas deben basarse en los compromisos regionales con los niños no escolarizados y en la acreditación de los programas de educación no formal como parte central de los sistemas educativos. Los compromisos regionales se pueden hacer operativos mediante:

  • La construcción de sistemas educativos nacionales que puedan integrar y reconocer la educación formal y no formal, y que ofrezcan caminos entre ambas para asegurar el aprendizaje a lo largo de la vida en consonancia con el ODS4; y
  • El análisis de las posibilidades de establecer o revitalizar los marcos regionales para el reconocimiento y la convalidación de la educación formal y no formal en los países de la región.
Esta entrada fue publicada en conflicto, educacion, migrantes, refugiados y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s