Progreso en la educación: la nueva herramienta interactiva en línea del Informe GEM que explora el progreso realizado hacia el ODS 4

education progress spanishPara conmemorar el Día Internacional de la Educación, el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo ha lanzado una nueva herramienta interactiva en línea, Education Progress (Progreso en la educación). Disponible en siete idiomas, el sitio web reúne datos de diversos productores, en particular del Instituto de Estadística de la UNESCO, para examinar el progreso realizado en la consecución del ODS 4, el objetivo mundial de educación. En él se muestran los avances que está realizando cada país, así como los obstáculos y las prioridades de política de aquí a 2030 en cinco temas clave, que se abordan brevemente a continuación.

Le invitamos a explorar el sitio, cuyas visualizaciones permiten a los usuarios observar diferentes países, regiones y niveles educativos para descubrir nuevas formas de pensar sobre el progreso de la educación en todo el mundo.

accessAcceso A nivel mundial, el 88% de los niños y niñas terminan la escuela primaria, el 72% la secundaria inferior y el 53% de los jóvenes la secundaria superior

Uno de estos temas incluye la gravedad de los niños que son mayores de edad cuando se inscriben. En Haití y Liberia, por ejemplo, casi uno de cada diez jóvenes de 20 años sigue asistiendo a la escuela primaria, lo que aumenta la probabilidad de que se repitan los cursos de nuevo, se suspendan los exámenes y se abandone la escuela.

Mediante visualizaciones de datos innovadoras e interactivas, que pueden modificarse por país, el sitio web también muestra el impacto del crecimiento demográfico en el número de niños sin escolarizar. En África Subsahariana, por ejemplo, la población en edad de cursar estudios primarios más que duplicó entre 1990 y 2017. En consecuencia, aunque la tasa de niños sin escolarizar se redujo a más de la mitad durante este periodo, el número de niños sin escolarizar apenas ha variado.

La herramienta también permite comparar las tendencias de las tasas de finalización entre condados. A partir de 2005, las tasas de no escolarizados van en direcciones completamente opuestas en el caso de Eritrea y Etiopía, por ejemplo, ya que ambos países han elegido caminos diferentes en sus inversiones en la educación.

equityEquidad Se ha progresado globalmente hacia la paridad de género en la educación, pero solo dos de cada tres países han logrado la paridad de género en la enseñanza primaria, uno de cada dos en la enseñanza secundaria inferior y uno de cada cuatro en la enseñanza secundaria superior.

Los datos también profundizan en las persistentes desigualdades en la educación que aún deben ser abordadas.

Muestran que se ha avanzado hacia la paridad de género a nivel mundial, y que las niñas y las jóvenes de muchas partes del mundo, en su mayoría más ricas, superan actualmente a los niños y los jóvenes en las escuelas y universidades. En la educación terciaria, dos de cada tres países presentan una disparidad extrema a expensas de los varones, situación que se está agravando con el tiempo.

Sin embargo, en general, las brechas educativas entre las niñas y los niños no son tan amplias como aquellas entre los educandos de las zonas rurales y urbanas, y entre los ricos y los pobres. En África Subsahariana, las diferencias entre los más pobres y los más ricos aumentan a lo largo de la trayectoria educativa; menos de 10 de las niñas más pobres, en comparación con 90 de las más ricas, por cada 100 niños, participan en la educación terciaria.

learningAprendizaje  En uno de cada cuatro países de África Subsahariana, más de la mitad de los alumnos al final de la enseñanza primaria obtienen resultados inferiores al nivel mínimo de competencia en lectura.

Fundamental para el ODS 4, Education Progress también examina la situación del aprendizaje, destacando la importancia de centrarse en la educación de calidad. Muestra que, a nivel mundial, de los que completaron el equivalente a una educación primaria, uno de cada dos no era capaz de leer una simple frase. En Asia Central y Meridional y en África Subsahariana, esta proporción asciende a ocho de cada diez.

En algunos países, como Arabia Saudita, la proporción de alumnos que alcanzan los niveles mínimos de aprendizaje se ha estancado. En otros países, como Marruecos, las tasas aumentaron con suficiente rapidez como para que estuvieran en condiciones de alcanzar el objetivo de educación del ODS 4 de aquí a 2030.

También se examina la educación de adultos. El analfabetismo todavía existe ampliamente en muchos países, especialmente entre las mujeres. Si está aumentando, las nuevas visualizaciones de datos muestran en qué medida esto se debe a que los jóvenes alfabetizados se están volviendo adultos, y en qué medida se debe a que los adultos estén recibiendo una segunda oportunidad educativa.

En 37 países de África Subsahariana, más de la mitad de las mujeres no sabe leer. En algunos casos el progreso se ha estancado en niveles muy bajos, como en Chad y Burkina Faso, donde menos del 5% sabe leer, en otros ha sido lento, como en Mozambique, que ha mejorado del 5% al 15% en quince años.

qualityCalidad: A nivel mundial, la mayoría de los docentes están formados, pero en África Subsahariana el porcentaje de docentes formados ha ido disminuyendo paulatinamente, pasando del 84% en 2000 al 69% en 2018.

Al seleccionar diferentes países, y comparar las regiones a lo largo del tiempo, las nuevas visualizaciones muestran claramente el impacto que la introducción de la educación gratuita entre 1990 y 2000 tuvo en el tamaño de las aulas. En África Subsahariana, en particular, es evidente que la contratación de docentes no ha ido a la par de la matriculación y que, por consiguiente, la proporción de alumnos por docente ha aumentado de manera bastante espectacular en muchos casos.

Además del número de docentes, el sitio web explora el porcentaje de docentes formados o calificados, mostrando que las tasas son elevadas en promedio, a nivel mundial, pero que en África Subsahariana están disminuyendo.

La calidad de la educación también depende de la existencia de un entorno de aprendizaje bueno y seguro, que incluya instalaciones sanitarias adecuadas, electricidad, Internet y agua, y que esté libre de violencia e intimidación. Sin embargo, solo el 44% de las escuelas primarias de África Subsahariana, el 79% de las de Asia Oriental y Sudoriental, y el 85% de las de Asia Central y Meridional disponen de agua potable. En los países de bajos ingresos, el 68% de las escuelas primarias y el 48% de las secundarias superiores ni siquiera tienen electricidad. Uno de cada tres adolescentes, a mendo más niños que niñas, es víctima de la intimidación (“bullying”).

financeFinanciación: Uno de cada cuatro países no cumple con ninguno de los indicadores financieros gubernamentales clave esbozados en el Marco de Acción Educación 2030.

Por último, pero crucialmente, el sitio web aborda el financiamiento, examinando qué donantes están dando qué y a quién, y cuánto de la factura lo pagan los hogares.

En la actualidad, tal y como muestran las nuevas visualizaciones, solo una pequeña fracción del gasto mundial en educación se destina a los países de bajos ingresos, donde los hogares contribuyen un porcentaje mayor que en cualquier otro lugar. Cada año, solo el 0,5% de todo el gasto en educación se gasta en los países de bajos ingresos y los hogares cubren una quinta parte del costo de la educación.

Contrariamente a lo que se cree, los donantes solo representan el 0,3% del gasto total mundial en educación. Esto significa que el gasto gubernamental es crucial. Sin embargo, en la actualidad más de uno de cada cuatro países gasta menos del 4% del PIB y menos del 15% del gasto público total en educación; los dos indicadores en materia de financiación.

La contribución de los donantes se estancó tras la crisis financiera de 2009. El porcentaje que aportan a los países de ingresos bajos también ha disminuido. El sitio web permite a los usuarios visualizar los principales donantes, viendo cuánto asignan a los países pobres, cuánto asignan a la educación básica, y cuánto de su INB global destinan a la ayuda. En una de las visualizaciones más innovadoras del sitio, los usuarios también pueden ver cuánto está dando cada uno de los diez principales donantes a los diferentes niveles de educación en distintos países. Esto pone de manifiesto el hecho de que algunos de los principales donantes están destinando la mayor parte de su ayuda a la educación postsecundaria, lo que indica que sus fondos se están gastando en estudiantes extranjeros, en lugar de trabajar en pos de la equidad y la calidad a nivel de la educación básica.

Acerca de Informe GEM

Blog en español del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo
Esta entrada fue publicada en Datos, Objetivos de Desarrollo Sostenible, Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s