La preferencia por los hijos y la educación de las niñas en India y Bangladesh

M Niaz Asadullah, Profesor de Economía del Desarrollo en la Universidad de Malaya, Malasia, Nazia Mansoor, Profesora de la Universidad de París, Dauphine (Londres), Teresa Randazzo, profesora de la Universidad de Venecia Cà Foscari y Zaki Wahhaj, Lector de Economía, Universidad de Kent (Reino Unido).

La desigualdad de género es un problema mundial. En todo el mundo, las mujeres están excluidas de múltiples oportunidades sociales y económicas. El último Informe GEM sobre Género se centra en dos desequilibrios específicos de género en la educación: las brechas de género en la escolarización y el aprendizaje. A nivel mundial, 31 millones de niñas en edad de asistir a la escuela primaria están fuera del sistema educativo y es posible que la mitad de ellas nunca se matriculen en la escuela. Más de 53 millones de mujeres jóvenes de los países de ingresos bajos y media bajos son incapaces de leer una sola frase.  Este blog explora nuestro análisis sobre las implicaciones de gran alcance de estos desequilibrios en el caso de India y Bangladesh, resaltando la relación entre la educación de las mujeres y el número de hijos que les gustaría tener y de qué género.

© GEM Report/IKON Productions

Diferentes índices de progreso en la eliminación de las diferencias de género en la educación en India y Bangladesh

Aunque en el Sur de Asia se han producido enormes avances en la eliminación de la brecha de género en la educación, siguen existiendo importantes desafíos. En India, donde el parlamento aprobó en 2009 la histórica Ley del Derecho a la Educación, que hace que la educación sea gratuita y obligatoria para los niños de entre 6 y 14 años, la paridad de género en la matriculación en la enseñanza secundaria se logró en 2013, a expensas de los niños. Al contrario de lo que ha sucedido recientemente en India en la educación secundaria, las niñas de todo Bangladesh han superado a los niños en las aulas desde mediados de la década de 1990. 

¿Podrían estas disparidades históricas en materia de educación explicar la gran diferencia en el exceso de muertes infantiles femeninas entre India y Bangladesh? 

En India, la discriminación de género ha provocado la “desaparición” de millones de niñas de la población, debido principalmente a la mayor mortalidad de las niñas y al aborto selectivo por razón de género. India tiene la mayor tasa de exceso de muertes femeninas del mundo, de 13,5 por cada 1.000 nacimientos de niñas menores de cinco años. En marcado contraste, esta cifra es inferior a 3 en Bangladesh, el país vecino.

Sin embargo, la proporción entre los sexos de la población en algunas partes del Sur de Asia se está equilibrando, lo que indica un cambio en el patrón de preferencia de género. Nuestro análisis muestra que esto se debe en parte a la inversión pública en la escolarización femenina.

Un análisis de la última serie de datos de las EDS confirma la correlación positiva entre la educación de las mujeres y la fecundidad deseada. Tanto en India como en Bangladesh, el número ideal de hijos deseado por las mujeres es sistemáticamente menor entre las mujeres con educación pos-primaria. Sin embargo, en Bangladesh, los hijos que se desean son de ambos sexos, mientras que, en India, las mujeres con educación pos-primaria muestran un mayor deseo de tener hijos varones.

¿Qué explica esto? Nuestro análisis sugiere que las respuestas pueden encontrarse en los avances que ha hecho Bangladesh tanto en la educación secundaria de las niñas como en la tasa de participación de las mujeres en la fuerza laboral.

En un artículo de investigación que se acaba de publicar en la revista World Development, nos basamos en los datos de WiLCAS 2014, una encuesta especializada sobre miles de mujeres bangladesíes en edad fértil, y luego analizamos las opciones de fertilidad deseadas y reales. Mostramos que, aunque las decisiones de fecundidad siguen estando influenciadas por la preferencia por los hijos varones, hay una disminución del deseo de tener hijos varones entre las mujeres de Bangladesh.

Hace tres décadas, las oportunidades económicas de las mujeres con estudios en Bangladesh eran muy limitadas. La educación de las mujeres no era suficiente para incrementar las preferencias por las hijas, ya que la situación económica de las mujeres seguía siendo baja. Pero la vida de las mujeres ha cambiado en dos aspectos desde 1990.

En primer lugar, mientras que en todo el Sur de Asia la preferencia histórica por los hijos varones y la baja condición socioeconómica de las mujeres se combinaron para socavar los incentivos de los hogares para invertir en la educación de las niñas, creando una gran brecha de género en la matriculación escolar, Bangladesh tomó un camino diferente.  Ahí, la brecha en la matriculación entre niñas y niños se invirtió en todos los grupos socioeconómicos mucho antes del cambio observado en la preferencia de fertilidad. Por el contrario, durante el mismo periodo (es decir, la década de 1990), en India persistieron las brechas educativas de género sistemáticamente, incluso al nivel de los hogares.

Bangladesh también se ha beneficiado de los cambios en el mercado laboral. Descubrimos que el deseo de equilibrio de género en los hijos era más marcado entre las mujeres que habían completado la escuela secundaria; así como entre las que vivían en zonas con más oportunidades de trabajo remunerado para las mujeres, especialmente en el floreciente sector de la confección, que emplea a millones de mujeres jóvenes bangladesíes.

Cambiar el equilibrio en India

El reciente éxito de India en la eliminación de la brecha de género en la matriculación escolar implica que también puede estar en camino de una transición en la preferencia de género en la fertilidad, similar a lo que hemos observado en Bangladesh. Sin embargo, los padres siguen tratando a las niñas de forma desigual en cuanto a la asignación de recursos educativos. Inclusive, los datos sugieren que el sesgo de género en el gasto educativo de los hogares ha aumentado entre los niños escolarizados.

Dada la evidencia internacional sobre la importancia de la educación para el desarrollo económico y humano, el costo de la disparidad de género en la educación es muy alto. La lección de Bangladesh es que hay que mantener el apoyo político a la educación de las niñas en las próximas décadas y garantizar nuevas oportunidades económicas para las millones de graduadas de secundaria que se incorporarán a la población activa en las próximas décadas. Queda por ver si el progreso resultante de la escolarización femenina en India repercutirá en el desequilibrio de género en la población.

Acerca de Informe GEM

Blog en español del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo
Esta entrada fue publicada en genero, Inclusión y la educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s